Jueves 1 de octubre, 2020
  • 8 am

Exitoso protocolo y medidas sanitarias es llevado adelante por UTU

En diálogo con la Directora de la Escuela Superior “Catalina Harriague de Castaños” UTU de Salto, Gabriela Lorda comentó a CAMBIO detalles del corriente año lectivo y como se han manejado con éxito en la institución en cuanto a los cuidados y protocolos en el marco de la emergencia sanitaria.
PRESENCIALIDAD
“Después de la suspensión de clases, en las primeras tres semanas empezamos a trabajar con los docentes de bachillerato y ciclo básico, con la recreación de las aulas a través de la plataforma Crea del Plan Ceibal, para los alumnos que cursan educación terciaria de UTU se contó con otro espacio virtual de plataformas informáticas.
Cuando volvimos a la presencialidad ahora en el mes de julio, lo hicimos cumpliendo protocolos, en el marco del distanciamiento social acondicionamos los salones para que entre alumnos, y alumnos y profesores, hubiera una distancia de por lo menos dos metros, quitamos bancos de los salones, marcamos los lugares donde debían ubicarse las sillas, redujimos el número de alumnos por grupo. El grupo más grande que tenemos tiene quince alumnos y las clases se dictan en un salón bastante amplio. Los demás son todos más chicos, tenemos clases que fueron divididas en hasta tres subgrupos más chicos”.
Además de las plataformas típicas que se utilizaron en la pandemia para el dictado de clases, también el personal docente se adaptó de buena manera al uso de redes sociales y herramientas para mantener contacto con el alumnado y trabajar en torno a la currícula.
Lorda dijo que el mayor desafío fue: “La organización de los horarios para evitar la aglomeración de personas, coordinar que no se dieran aglomeraciones en las entradas y en las salidas, fue bastante difícil de encarar pero la verdad que una vez que le agarramos el ritmo de cómo teníamos que hacer logramos, nos debe haber llevado dos semanas aproximadamente ordenar esto”.
LIMPIEZA PROFUNDA
Trabajando meticulosamente, todo el funcionariado de UTU se ha comprometido en cuanto al cuidado de las medidas en el marco de la emergencia sanitaria. No se han tomado un día libre en la semana como lo hacen otras instituciones, para dedicar ese día a la limpieza profunda y desinfección. Continuaron trabajando todos los días de la semana estableciendo un margen amplio entre la utilización de cada espacio para la desinfección de los mismos.
ETERNO RETORNO
La directora de UTU agregó información sobre el desarrollo de las clases y la currícula dictada:
“Ahora con los nuevos cambios que hay reorganizamos un poco mejor el horario y reviendo la cantidad de alumnos que generalmente están asistiendo al ser voluntario. Se organizaron un poco más los grupos con nuevos horarios. Se realiza la clase presencial acompañada con trabajo virtual”.
Consultada sobre la calidad y cantidad dictada de los programas Lorda explicó: “Hubo una jerarquización de contenidos, algunos inspectores sugirieron esto y reducir a un setenta por ciento lo que sería el contenido programático”.
La emergencia sanitaria trajo consigo la búsqueda de alternativas pedagógicas para potenciar el aprendizaje, UTU lo hizo en base a proyectos. Lorda comentó: “Los grupos comenzaron a trabajar con proyectos en donde se manifestó una necesidad de aprendizaje, los alumnos al hacer un proyecto tienen que solucionar un problema, elaborar una idea, tienen más ganas y mayor ánimo frente a la necesidad de aprender. Lamentablemente no se va a poder complir los programas en todas su extensión pero sí bajo recomendaciones técnicas y sugerencias de los inspectores se cubrieron en un setenta por ciento”.
Gabriela Lorda culminó la entrevista destacando la labor que se ha realizado en todos los ámbitos educativos en esta nueva realidad: “Esta es una realidad que se repite en todos los centros educativos del país. La concurrencia ronda el 50 por ciento, y la participación virtual suma un poco más”.