sábado 10 de diciembre, 2022
  • 8 am

El Indicador de Mercados del Este cayó por debajo de la zafra pasada

El retorno a las ventas del mercado lanero australiano fue un duro golpe a las expectativas de mejora en los productores australianos, con caídas en todos los tipos de lana comercializados y el menor porcentaje de venta de los últimos meses, no logrando colocarse apenas el 70% de lo propuesto esta semana.
Este comienzo de las ventas generó que el Indicador de Mercados del Este (IME) cayera 64 centavos en la suma de los dos días de actividad y se posicionara en US$ 7,27. Con este valor, además de perderse lo ganado en las dos primeras semanas de la zafra, la referencia promedio del mercado cayó por debajo del piso de la zafra 2019/2020.
La pandemia del Covid-19 continúa siendo el principal factor negativo para el mercado, manteniendo la demanda del consumidor retraída, más allá de encontrarnos en el verano del hemisferio norte. A esto se le suma la disputa comercial entre China y Estados Unidos, uno de los principales compradores de textiles del gigante asiático.
La calidad y el volumen de la fibra que se oferta por parte de los productores australianos también están teniendo un impacto negativo en el mercado y son las únicas variables que se puede manejar por parte de los operadores para lograr detener la caída de los precios.
En este contexto el IME en la moneda australiana cerró cotizando en A$ 10,06 con una caída de A$ 1,28 frente a lo que fueron las ventas del pasado 8 de julio, previo al receso.
En dólares estadounidenses, el tipo de cambio limitó las bajas en la moneda local, que tuvieron una pérdida de 64 centavos en la semana, tras cotizar a US$ 7,23.
Previo a las ventas los productores australianos retiraron casi el 10% de lo inscripto para la semana, principalmente en la segunda jornada de ventas. La oferta alcanzó los 42.764 fardos, un 21,3% más que lo propuesto en la última semana de ventas previo al receso. En el contexto bajista de esta semana la demanda logró adquirir el 70% de lo ofertado, que en números de fardos terminó siendo menos de lo que comercializó en la segunda semana de ventas de la zafra.
Australia vuelve a estar operativa la próxima semana con los tres centros (Sidney, Melbourne y Fremantle) operativos. La oferta suma un total de 33.413 que se distribuirán los días martes 11 y miércoles 12 en los centros de Melbourne y Sidney, mientras que Fremantle rematará únicamente el día miércoles.