lunes 22 de julio, 2024
  • 8 am

Ambientalistas de todo el país se manifestaron frente a planta de celulosa que posee UPM en Paso de los Toros

Por Andrés Torterola.
En la jornada de ayer grupos ambientalistas bloquearon el acceso a la planta de celulosa en Paso de los Toros, los manifestantes prohibieron el ingreso de productos químicos y otros insumos a la planta, por unas horas. La presidente de la Asociación Civil Ambientalista de Salto (ACAS) Adriana Carabajal, en comunicación con CAMBIO dijo estar de acuerdo con las protestas que se originan por la destrucción por parte de UPM de los bosques nativos, el excesivo uso de agua, un bien cada vez más escaso y el neocolonialismo de la empresa en Uruguay donde utiliza, sin compensación para el país, grandes cantidades de agua dulce y no paga impuestos en razón de acuerdos y contratos leoninos que debieran ser renegociados. Otro motivo es el atropello a las normas laborales y la extendida práctica de “greenwashing” o maquillaje verde con el que la empresa pretende disimular su impacto negativo en el ambiente, sobre los recursos naturales y la salud de las personas.
SAQUEADOR DE RECURSOS
Los manifestantes exigen una reducción del uso de madera por parte de UPM, reestructuración de la industria forestal, el pago de la deuda ecológica en Uruguay y el fin del lavado verde. Los activistas locales y los movimientos populares en Uruguay también han pedido cambios en las prácticas dañinas desde el punto de vista ecológico, social y económico de UPM. Uruguay sufre actualmente una crisis del agua y los uruguayos han estado exigiendo un uso más sostenible del agua, incluso por parte de UPM. La empresa utiliza enormes cantidades de agua en medio de una sequía y no paga una compensación adecuada por el uso del agua, según activistas locales.
MODELO EXTRACTIVISTA
CAMBIO entrevistó a Marcos Umpiérrez uno de los organizadores de la movilización en Paso de los Toros quien manifestó que en el maraco del día internacional de la Madre Tierra se organizó esta actividad con el objetivo de seguir denunciando el modelo productivo extractivista, saqueador de recursos que además vienen siendo denunciados hace muchos años. Se refirió también a la ocupación de una planta de UPM en Finlandia donde se manifestaron con la consigna de “Paren el Colonialismo de Celulosa” y denuncian el daño ambiental, incumplimiento del consejo de salarios, que llevó a trabajadores a una huelga de 112 días.
EL AGUA NO ABUNDA
Umpierrez dijo que la idea es denunciar a este modelo que se sigue profundizando, en Uruguay existe un millón y medio de hectáreas plantadas de eucaliptus y se pretende llevarlo al doble e instalar dos plantas más, esto lo que terminará haciendo es secando al país. “Ya estamos enterados que el agua dulce no abunda como pensábamos, después de una sequía de tres años nos estamos dando cuenta que el agua dulce es un bien finito”. “Este tipo de emprendimientos que es usado intensamente, mucho más de lo que puede usar la población en Uruguay, la contaminan y la usa gratuitamente, todas esas razones nos trajeron a manifestarnos en la puerta de UPM”, concluyó Marcos Umpiérrez.