domingo 4 de diciembre, 2022
  • 8 am

En la miel no todo es adulteración, también hay un aumento de producción

La producción apícola se encuentra jaqueada por varias problemáticas, desde la presencia de glifosato en las mieles hasta las dificultades en la colocación a nivel internacional, pasando también por un alto nivel de costos a nivel productivo.
En lo que respecta a los valores, los mismos se posicionan entre US$ 1,10 y 1,30 dependiendo de la calidad o de acuerdo a los resultados de los análisis, dijo el exportador Cristopher Lerithier.
Los valores se deben a una situación de los mercados a nivel internacional que encuentran mieles de menores valores a las uruguayas.
En lo que respecta al mercado europeo, ha ingresado un importante volumen de mieles ucranianas a precios bajos, según el principal de la firma exportadora Urimpex.
En el caso de Estados Unidos, aún mantiene un posicionamiento de realizar compras importantes y posteriormente sale a reponer lo más barato posible.
Por lo tanto ambos mercado se encuentran sin variantes tanto en los precios como en la demanda.
Respecto a la situacion generada en China, por la presencia del coronavirus, para el exportador no hay nada que este perturbando el mercado, «los lugares de contaminación y más complicados están en algunas ciudades y los lugares de producción de miel, por lo menos en lo que es la oferta de miel de China no hay un cambio en cuanto al virus».
Respecto al tema de las mieles adulteradas procedentes del gigante asiático, Lerithier explicó que tanto los productores europeos como americanos, se encuentran presionando a sus respectivos mercados para lograr un mayor control sobre este producto.
«Los americanos viendo que los precios para ellos también están bajos, tratan de hacer alguna acción para tener como consecuencia un aumento de precios de sus mieles, tratando de presionar a las autoridades para que apreten un poco más el control» dijo Lerithier, mientras que en Europa, «hay manifestaciones por la miel de China, principalmente en España que el país donde más apicultores profesionales hay».
En Europa los productores «están reclamando que se etiquete el origen específicamente o exactamente de los países de donde proviene, porque calculan que las mieles con un porcentaje de mayoría de mieles de China, el consumidor no va a querer comprarlas».
Más allá de la preocupación por la adulteración de las mieles y hay un claro incremento de la producción a nivel mundial.
«Aparecen países como India, Ucrania y Vietnam que antiguamente no figuraban en los países exportadores y hoy son de los más grandes, entonces no todo es adulteración, hay un aumento importante de producción».
Por lo tanto un cambio en la situación productiva «dependerá de que a nivel de ellos no sea tan rentable el negocio y dejen de producir tanto, pero por el momento parece que no, el costo de producción de esos países es más bajo que el resto».