viernes 9 de diciembre, 2022
  • 8 am

«Si yo no me hubiera criado así no hubiera podido salir adelante»

En entrevistas y biografías realizadas para medios europeos, Luis Suárez ha contado su historia, sobre todo la que está más oculta, la de su difícil infancia en Salto y Montevideo.
Aquellos momentos de quiebres familiares también sirvieron, según el propio goleador, para moldear su personalidad.
«Tuve una infancia complicada. Nunca tuve la posibilidad de hablar con mi padre, y siempre tuve que apañármelas solo», reveló y agregó que la separación de sus padres cuando ya vivían en la capital lo llevó a trabajar. «Tenía 11 o 12 años y acompañaba a mi abuelo a cuidar autos porque no tenía plata para ir a entrenar».
Con sus hermanos, y el hecho de vivir esa situación personal le sirvió en su formación: «Si yo no me hubiera criado así no hubiera podido salir adelante y no hubiese sabido que para tener algo mío propio tenía que ganármelo».
Luis jugaba en el baby fútbol de Urreta con su hermano menor Maxi, hasta pasar a a las divisiones formativas de Nacional.
«Mis hermanos también hacían cosas para sacar a la familia adelante. Son cosas que sufrí y recogí de mi abuelo, algo que me faltaba de mi padre, que no vivía con nosotros en esos momentos. Cuando se separan mis padres, mi madre se quedó con todos nosotros
En su autobiografía, publicada en 2015 (Cruzando la línea), expresó: «La familia se rompió cuando mis padres se separaron en 1996, y casi no lo pude soportar. Sentía que todo se venía abajo».
«Lo que yo no tuve no quiero que le falte a mis hijos», aseguró Suárez, que con su esposa Sofía Balbi con quien vive desde hace seis años en Barcelona y tienen tres hijos: Benjamín, Delfina y Lautaro.