miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Un tercio de los tamberos están con dificultades

El Instituto Nacional de la Leche (INALE) realizó un análisis del posible comportamiento de los mercados, tanto interno como externo, para el sector en el marco de la crisis sanitaria a nivel mundial, donde se establecieron tres escenarios posibles. Dicho análisis se realizó en base a la información estadística desde 2003 a marzo de 2020, pero principalmente haciendo hincapié sobre el período 2015-2019, donde el sector ha venido atravesando serias dificultades.
De acuerdo al Ing. Agr. Jorge Artagaveytia, gerente de información y estudios económicos de la institución, Uruguay está sobrellevando la situación en el mejor escenario posible. En el caso del mercado interno se preveía una «una caída en los precios para el escenario malo del 6% y para los escenarios medio y bueno del 3%», al mismo tiempo también se visualizaba una caída en el volumen de comercialización al mercado interno del 3% en todos los escenarios «dado que iba a haber menos turismo, menos movimiento, y que toda la hotelería estaba cerrada, los restoranes etcétera» indicó. En el período transcurrido, desde marzo a la fecha, «la caída del mercado interno anda por lo que habíamos previsto o un poquito más» sin embargo «los precios se han mantenido o están un poco por arriba de lo que nosotros preveíamos en el escenario bueno» dijo Artagaveytia. A nivel exterior, las proyecciones realizadas por el instituto preveían «caídas de precios mayores. El escenario malo un 15%, en el medio un 2% del mix de los precios internacionales para los productos que Uruguay exporta, tanto leche en polvo como quesos, manteca, etcétera. Y para el escenario bueno incluso un aumento de hasta el 5%». Según el especialista «aquí también se viene dando el escenario bueno, o sea que los precios internacionales, si bien cayeron en su momento después se recuperaron y ahora han vuelto a caer pero no de forma importante».
UN TERCIO DE LOS TAMBEROS
ESTÁN CON DIFICULTAD
El trabajo realizado por INALE también analizó la situación a nivel de los tambos y su posible impacto, donde se espera una baja de los remitentes entre el 3,5% y 5%. Artagaveytia recordó que «tenemos tambos que están más sólidos y tambos que están más frágiles» debido a las dificultades que ha atravesado el sector en los últimos cinco años.
De acuerdo al profesional existe un tercio de los productores lecheros del país que se encuentran en dificultades y «han decrecido en este período» en este período de los últimos cinco años, «por lo tanto en cualquier escenario que venga, sobre todo si es un escenario complicado, le va a afectar más en la medida de que si han decrecido lamentablemente ya vienen con dificultades».
Por otro lado «tenemos un tercio de los productores que se han mantenido en producción en estos años y después hay otro tercio que han crecido de forma muy importante, entonces obviamente estos productores que han crecido en cualquiera de los escenarios que vengan lo van a agarrar más fortalecido». Dentro de este escenario, es probable esperar que se continúe registrando un descenso en el número de productores remitentes. De acuerdo al análisis realizado por el INALE, «la disminución es alrededor del 3,5%» para el mejor escenario y «en el caso de que el escenario fuera malo, que por ahora no se viene dando, podría llegar a incrementarse a un 5%» según explicó Artagaveytia.