Jueves 4 de marzo, 2021
  • 8 am

La miel arrancó el 2021 con precios al alza, firme demanda y poca oferta

El 2020 fue un año que marcó al sector apícola en el país, por un lado las condicionantes permitieron un nivel de cosecha excepcional y por otro los precios descendieron de forma importante, donde en algunos momentos del año se llegó a pagar US$ 1,30 – US$ 1,40 por kilogramo para las mejores. Por su parte la pandemia, que tanto ha generado en los distintos mercados, en el caso de la miel fue positiva pues llevó a un mayor consumo a nivel mundial, pero principalmente en Estados Unidos y Europa que son los dos principales destinos para las mieles uruguayas.
Christophe Lhéritier, principal de la firma Urimpex, dijo a CAMBIO que 2020 fue “un borrón y cuenta nueva para comenzar este año con una base distinta y un panorama relativamente mejor”. Para el empresario “la sequía está pegando bastante fuerte” desde el punto de vista productivo, por lo que se espera que la producción de miel este año se ubique por debajo del promedio histórico de nuestro país, que son unas 10,000 toneladas.
Desde lo comercial, Lhéritier dijo que “el mercado internacional ha mejorado muchísimo” y en la actualidad se alcanzan valores de US$ 2,40 en promedio, con precios destacados por calidad y volumen que pueden pasar los US$ 2,60, debido a la poca miel que existe disponible en el momento.
El exportador de miel dijo que este año, “comenzó con una base bien distinta, por eso la diferencia de precios es enorme y estamos acercandonos al precio regional que es el de Argentina, cuando el año pasado no nos pudimos acercar”.
Lhéritier indicó que Estados Unidos es el mercado que está influenciando positivamente los precios de la miel en el país. Según explicó “este mercado se ha visto muy desprovisto de miel y además hay un aumento a nivel internacional en el consumo”.
Al finalizar señaló que desde su punto de vista, “es muy probable que estos precios se mantengan por dos o tres meses más”, pero aclaró que no tiene “la bola de cristal” y que en el pasado los precios subieron, pero también bajaron rápidamente.