Viernes 21 de enero, 2022
  • 8 am

Latidos 09/01/2022

ILUSIÓN
Muchas personas se conmovieron el 5 de enero, cuando por calle Uruguay se encontraban los Reyes Magos tomándose fotos con los niños ilusionados con un regalo. También obsequiaban golosinas y charlaban con los infantes. “¿Quién no vivió esa inocente edad? Toda la ilusión de poner pasto, agua, y estar pendiente por la noche a ver si llegaban los Reyes. La verdad me pone muy feliz ver a tantos padres llevando esa misma ilusión en cada niño” dijo un adulto mayor que reside en zona céntrica.
NO PONEN CUIDADO
“Si prestan atención, ya no se pone tanto cuidado al covid como antes, ahora todos comparten mate, vasos y no se cuidan mucho de contraer la enfermedad, están confiados en que tienen las vacunas, pero no se dan cuenta que quizás ellos se contagian y transitan la enfermedad sin problemas, pero pueden contagiar y si contagian a alguien que no está vacunado, podría generar un gran problema de salud a esa persona” advirtió una mujer acerca de la situación actual.
“ESTÁ MUERTO”
El propietario de un kiosco ubicado en un barrio de nuestra ciudad, el cual registra buenas ventas mes a mes, manifestó que ahora que pasaron las fiestas “Salto está muerto”, refiriéndose a las pocas ventas que registra tanto él como sus colegas. “Se entiende que hay poco dinero de aquí hasta comienzos de febrero, por otro lado, también influye que muchas personas se fueron de vacaciones, otras se encuentran transitando el covid, algunos en cuarentena, enero va a ser muy largo” expresó.
SIN CORAZÓN
En redes sociales, son muchas las publicaciones que se ven informando sobre animales abandonados. Sucede que, en algunos hogares, cuando una perra o gata tiene crías, les resulta más fácil ir y abandonarlos en algún lugar, antes que conseguir personas que quieran hacerse cargo de cachorros. “No se puede creer como hay gente tan mala, se sabe perfectamente que, al retirar los cachorros de la mamá, estos si no reciben cuidado se mueren, se ven perritos y gatitas de tan solo 1 mes abandonados.
PRECIOS
Mucha gente se queja de los altos precios en bebidas en locales de gastronomía. Un empresario, ante esta situación, explica el por qué por ejemplo, en un almacén de barrio una Coca-Cola de 1 litro vale 80 pesos y en un local gastronómico 170. “Los precios que las distribuidoras venden a locales gastronómicos, locales bailables o bares, son más caros que a locales comerciales. Además, en un almacén, una persona hace su compra y se retira, en un local gastronómico las personas se sientan a disfrutar el momento, consumen, hay un mozo que les sirve, un cocinero que les prepara la comida, otra persona que limpia los platos, y más funcionarios que hay que cubrir, ese es el motivo de la diferencia de precios” detalló.