Jueves 4 de junio, 2020
  • 8 am

Donde han ido los idus de marzo

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

21 opiniones
Diario

Téc. Univ. Gustavo Chiriff
Lista 1986 / Frente Amplio

Sera difícil para los uruguayos olvidar estos primeros quince días de marzo. El 1º de marzo asume como presidente Luis Lacalle Pou, con la menor aprobación que pueda tener un mandatario post-dictadura y eso se vio reflejado en el propio acto, que ni 2000 jinetes pudieron tapar. Desacredita esto la validez de su investidura, no, pero sin dudas muestra del escaso apoyo popular con que inicia su gestión.
A los pocos días de su asunción, cuando aun resonaban los cascos de los caballos, el dólar trepa de $ 38,5 a $ 42 y continua en una escalera ascendente que llevo a que en 15 días aumentara un 18 % y en lo que va del año un 20 %, cuando la media en los países de la región se sitúa en una suba del dólar en un valor promedio del 10 %.¿Incertidumbre de los mercados financieros?,¿amenaza del coronavirus?, bueno parece que la percepción de estos factores no es lo mismo en Argentina y Brasil que en Uruguay, si no basta ver el beneplácito del ministro de Ganadería Uriarte frente a la suba del dólar, que por su puesto lo beneficia directamente a el como gran productor-exportador y a todo el sector agro-exportador.
¿Pero quien sufre la depreciación de la moneda uruguaya frente al dólar?, sin dudas que los asalariados, los mediano y pequeños productores, los miles de uruguayos que tienen deudas en dólares, por que compraron una herramienta o una maquina, los que compraron la moto o un auto, o bien un terreno para levantar su casa. A modo de ejemplo real, un trabajador que compro en la periferia de la ciudad un terreno para poder construir, pagando una cuota de U$S 200, en menos de un mes le aumento $ 1.800, lo que en términos económicos pierde el 6 % de su poder adquisitivo.
Esta es la consecuencia más directa, pero además esta suba del dólar, afecta directamente los precios de las importaciones, encareciendo los productos de insumos y de la canasta básica, ya que se importa a precio de dólar y se ofrece al mercado en pesos. Esto será causa de aumento de la inflación, que posiblemente llegue en pocos meses a situarse en el acumulado anual, por encima de los 2 dígitos, agravando la pérdida de poder adquisitivo de las familias uruguayas.
No obstante con esto, ya se anuncia que a partir del 1| de abril, aumentan las tarifas de UTE, OSE y ANTEL, en valores promedio del 10 % y la quita del 2 % en la compra por tarjetas de débito, afectando aun más el bolsillo del trabajador y para el caso del ejemplo que pagaba su terreno, se le suma al 6 % de aumento de la cuota, el 3 % de aumento inflacionario mas el 10 % promedio de aumento de las tarifas, lo que daría aproximadamente un 20 % de pérdida de poder adquisitivo, podríamos decir que a ese trabajador en lo que va del gobierno de Luis Lacalle Pou, con salario de $ 30.000, le sacaron del bolsillo $ 6.000.
Los idus de marzo, que eran los buenos augurios que los romanos tenían en la primera quincena de marzo, en Uruguay se han ido.